XII Congreso UNIFIB Gran Canaria 2017

Vitoria-Gasteiz: Un destino para pasearse por la Historia

Casa del Cordón

Casa del Cordón

La capital del País Vasco (250.000 habitantes) es el destino ideal para aquellos congresistas a quienes les guste pasear, porque aquí podrán ir de un lugar a otro caminando: del hotel al palacio de congresos, del palacio de congresos al hotel, y desde ambos al centro de la ciudad. De paso, podrán conocer el patrimonio histórico y monumental de la ciudad -que se concentra en el casco medieval, conocido como “la almendra”, por la forma del trazado de sus calles- y hacer un alto en alguno de sus numerosos bares y reponer fuerzas degustando sus “pintxos” y un buen vaso de vino de Rioja Alavesa o Txakolí de Álava (recomendable). Tenerlo todo a mano es una ventaja en esta ciudad con gran calidad de vida.

Por Alfonso Montecelos

El paseo de un congresista

Imaginemos que tras su jornada de trabajo el congresista sale del Palacio Europa. Estará ante el principal centro de conferencias de la ciudad, un edificio que, tras su ambiciosa renovación, ha convertido su fachada en un gran jardín vertical. Su ampliación, además, ha permitido que cuente con dos auditorios y numerosos espacios polivalentes y salas capaces de acoger en total hasta 5.700 personas. Para iniciar su recorrido, si el congresista toma la calle Badaia, en pocos pasos se encontrará de frente con la Torre de Doña Otxanda (un palacio del siglo XV restaurado en el siglo XX, hoy sede del Museo de Ciencias Naturales) y empezará a adentrarse en el casco histórico.

Catedral de Santa María

Catedral de Santa María

Catedral de Santa María

Si el caminante sigue de frente, subirá por estrechas y empinadas calles la colina donde se asienta el casco medieval y se topará con la Muralla del S. XI, cuya recuperación recibió el Premio Europa Nostra en 2010. Un poco más allá podrá admirar el Palacio Escoriaza-Esquivel, del siglo XVI y estilo renacentista. Callejeando un poco, no tardará en plantarse frente a la catedral de Santa María –conocida popularmente como Catedral Vieja- de estilo gótico y, desde 2015, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en los Caminos de Santiago del Norte.

El templo lleva años sometido a una profunda rehabilitación, que, lejos de ser un obstáculo para el visitante, es un singular atractivo: el programa “Abierto por obras” ofrece visitas guiadas a las actividades de restauración, una iniciativa pionera y única que permite a los visitantes conocer la historia de la ciudad a través del edificio.

Muralla medieval

Muralla medieval

El novelista Ken Follett se inspiró en la catedral para escribir la segunda parte de “Los pilares de la tierra”, “Un mundo sin fin”, que el propio Follett presentó en Vitoria. La ciudad, en reconocimiento, le erigió una estatua de hierro forjado a tamaño natural. Está ubicada en la Plaza de Burullería, donde también se pueden admirar edificios del sg. XV, entre ellos “El Portalón” antigua casa de postas y desde hace años convertido en un restaurante muy especial de la ciudad.

Museo de Naipes

Desde aquí, hay que volver a adentrarse en el casco histórico por la calle Chiquita, que más adelante se convierte en la calle Cuchillería. Aquí se encuentra el Palacio de Bendaña (S. XVI), hoy llamado Bibat, que alberga dos museos: el de Arqueología y el del Museo Fournier de Naipes (¿quién no ha jugado a las cartas con una baraja de Heraclio Fournier, fabricada en esta ciudad?). Al final de la calle se encuentra otro edificio emblemático del siglo XV, la Casa del Cordón.

Plaza de la Virgen Blanca

Plaza de la Virgen Blanca

La Virgen Blanca

Al acabar la calle Cuchillería hay que girar a la derecha, hacia la Plaza del Machete, donde se encuentra el Palacio Villa Suso, de estilo renacentista. Al fondo de la Plaza bajamos las escaleras hasta la Balconada de la San Miguel Arcángel (s. XIV), desde donde contemplar el Ensanche de la ciudad y las soluciones urbanísticas aplicadas para salvar el desnivel con la colina medieval. “Los Arquillos”, del arquitecto Olaguibel, son el mejor ejemplo.

La Iglesia de San Miguel guarda la imagen de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad, y la Plaza de la Virgen Blanca es la encargada de acoger cada 4 de agosto el multitudinario comienzo de las fiestas patronales de la ciudad, con la bajada del ‘Celedón’ desde el campanario de San Miguel.

Plaza del Machete

Plaza del Machete

En esta plaza se encuentra el monumento a la Batalla de Vitoria (1813), que conmemora la victoria sobre los franceses, que supuso la salida definitiva de las tropas napoleónicas de España. Justo al lado se encuentra la Plaza de España, que alberga la Casa Consistorial de la ciudad. Tras el paseo, el mejor plan es descansar y sentarse un rato en una de sus muchas terrazas y disfrutar del ambiente antes de irse a saborear una buena cena.



Artículos Relacionados

Costa del Sol quiere ser más Costa del Golf

El Plan de Acción 2018 de la entidad Turismo Costa del Sol, dependiente de la Diputación Provincial de Málaga, pondrá

Vitoria-Gasteiz: sedes singulares, históricas y de vanguardia

Además del recientemente reformado y ampliado Palacio de Congresos Europa, existen en la ciudad otras sedes, históricas, monumentales y singulares,

Vitoria-Gasteiz, un Destino Turístico Sostenible por vocación

En las últimas décadas se han llevado a cabo numerosas iniciativas sostenibles en Vitoria-Gasteiz, en los ámbitos medioambiental, social, cultural